Australia

Gastronomía del Pacifico I: Australia

Gastronomía del Pacifico I: Australia

Hace un tiempo os preguntaba por Facebook y Twitter que os apetecía leer en el blog, y no porque me falten ideas y recetas que de eso voy más que sobrada, sino porque quería que fuerais vosotros los que colaborarais y eligierais los temas y así fueran más interesantes para vosotros, ¿verdad Marco?, él me propuso un tema del que he hablado muy poco por estos lares y es la gastronomía del Pacifico, amplia como el océano que le da nombre y variada como la cantidad de países que se engloban en esta zona.

El Pacífico, ahora tan de moda en mi casa por la película Vaiana (Moana), es una zona gigantesca llena de culturas muy diferentes y por lo tanto de platos, por eso vamos a ir desgranando esta gastronomía en varios post.

Vaiana (Moana) Foto propiedad de Disney
Vaiana (Moana)
Foto propiedad de Disney

Sí he de deciros que, después de visitar personalmente países como Nueva Zelanda y siendo Inglaterra uno de los colonizadores más presentes en la zona, algunas cocinas dejan mucho que desear y las gastronomías aborígenes casi han desaparecido por la de los colonizadores y vamos a ver pocos o ningún vestigio de estas en las actuales cocinas.

Los capítulos voy a dividirlos así:

    1. Australia

    2. Nueva Zelanda

    3. Filipinas

    4. Hawaii

    5. Indonesia

    6. Papua Nueva Guinea

    7. Polinesia Francesa

    8. Fiji, Tonga y Samoa

    9. Las Salomón y Micronesia

De forma que podamos ver alguna receta y hablar un poco de aquellos maravillosos países. Y hoy vamos con el primero Australia.

opera sidney Photo by Michael McDonough @ Flick
Opera de Sidney
Photo by Michael McDonough @ Flick

Gastronomía Australiana:

Australia es un país y un continente, es inmenso, gran parte de Australia es un desierto, dispone de una gran diversidad de hábitats, desde brezales alpinos a selvas lluviosas tropicales. Los suelos del continente debido a que es una de las superficies de la tierra más antiguas, posee un suelo muy poco fértil y los diferentes climas son extremadamente variables. El hecho de llevar aislada del resto de los continentes ha proporcionado que se desarrolle un hábitat único, el cual alrededor del 85% de las plantas con flor, el 84% de los mamíferos, más del 45% de las aves, y el 90% de los peces de las zonas costeras templadas son endémicos y muchas de estas especies autóctonas viven amenazadas por las actividades humanas y por la introducción de especies exóticas.

Kata Tjuta Sunrise Photo by Mark Wassell
Kata Tjuta Sunrise
Photo by Mark Wassell

En cuanto a la comida, que es lo que nos ocupa es este blog, la gastronomía Australiana es una especie de mejunje que deriva de la gran variedad cultural y que tiene como su máxima expresión una de las “guarrindongadas” más gordas del mundo el Vegemite, una especie de “pastujón” marrón de sabor salado que es un extracto de la levadura que se usa para hacer la cerveza y que se unta en las tostadas y el los sandwiches, ya sea solo o con mantequilla o con queso y que sinceramente hay que ser australiano para comérselo.

Vegemite Photo by janeen @ Flickr
Vegemite
Photo by janeen @ Flickr

La principal característica de la cocina Australiana en cualquier caso, es la calidad y frescura de sus productos y porque no, lo extraños que son para nosotros los europeos, como son la carne de canguro, de emu o de cocodrilo.

En cuanto a la cocina aborigen australiana es más bien poco conocida allí, pero utiliza principalmente gran cantidad de ingredientes procedentes de la flora nativa tanto de la selva como del desierto. Existen muchas frutas cítricas como la lima del desierto o la finger Lime (lima dedo) que es perfecta para ponerla sobre las ostras ya que son como bolitas de caviar ácidas, también encontramos el limón de Aspen o el de Mirto. Otras frutas deliciosas son las ciruelas de Davidson, las ciruelas de Illawarra y las de kakadu; también están frutos como las grosellas salvajes o las Muntries (manzanas de los emús), las lilli pilli que tienen un sabor entre un arándano con toques a clavo o eucalipto y los tomates del desierto o Akudjura y que saben dulces como las pasas y tomate seco.

Las nueces de Macadamia o las nueces Quandong. Los pescados como el barramundi (con un sabor similar al pargo pero más mantecoso), la Trevalla o la trucha de Tasmania, aunque si vais a la pescadería os los vais a encontrar hechos filetes y generalmente hasta adobados, y en cuanto a los mariscos, hay crustáceos como el cangrejo azul, o el “soft shell crab” que es un cangrejo de concha blanda o extraños Balmain Bug, también llamada langosta mariposa y las deliciosas ostras.

Y en cuanto a las especias autóctonas encontramos a la picantísima pimienta de Tasmania, la menta australiana o el apio de la Isla de Flinder.

pimienta-de-tasmania

Para que veáis que no os engaño en cuanto a que no quedan platos aborígenes en la cocina del día a día australiano es que el pastel de carne (Meat pies), el fish ‘n’ chips, el cóctel de gambas (Prawn cocktail), las hamburguesas con remolacha (si has leído bien, remolacha) y la Pavlova son los platos emblemáticos de este país.

 

Espero que os haya gustado el post, y prometo que si encuentro alguna receta aborigen la pongo en el blog.

¡¡¡Qué aproveche!!!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Por favor, para publicar su comentario responda a la siguente pregunta.

el dedo más pequeño de la mano es el