Cacao

Es bueno y está bueno: hablamos del cacao

¡Lo sabíamos!

Sara y yo lo sabíamos, el cacao tiene que ser bueno y sano y maravilloso y recomendable para la salud. Sí o sí.

Si me apuras, yo creo que debería subvencionarlo la sanidad pública porque son tantos sus beneficios que seguro que le sale rentable a las arcas del estado.

 

Hoy quiero hablaros de cacao para empezar bien el año, con buen sabor de boca.

Según el doctor Ramón Estruch, vamos que no es que lo diga yo es que lo dice nada menos que un consultor senior de Medicina Interna del Hospital Clinic de Barcelona, el cacao es un buenísimo aliado para el cerebro de los más pequeños de la casa.

Dicho esto, es evidente que los adultos de la casa lo necesitamos incluso más que los pequeños que a fin de cuentas tenemos la cabeza llena de planes, ideas y citas de nuestra agenda, de la de los niños, de la de la casa….

El cacao no es una chuche, no es un capricho, no es un porque sí ¿pero por quién me tomabais? Yo os hablo de un alimento lleno de polifenoles que es una sustancia estupenda para nuestro sistema inmunitario, eso no lo sabíais ¿eh?.

 Chocolate al estilo de los Mayas

Bueno pues por lo visto, en el caso de nuestros hijos y según el Observatorio del Cacao que preside el doctor Estruch, la ingesta regular de cacao mejora su rendimiento cognitivo y ayuda a la concentración porque (esto lo mismo tampoco lo sabéis) tiene una concentración mínima de teobromina.

Vamos que en una taza normal de leche con cacao tienes unos 6 miligramos de cafeína que se quedan bien lejos de los 40 o 50 miligramos de cafeína que tiene una taza de café.

Es decir que como son muy poquitos miligramos resultan beneficiosos para que empiecen el día con energía y con alegría.

Pero es que además el cacao contiene flavonoides que son estupendos para nuestras arterias y que consiguen aumentar el flujo sanguíneo cerebral, lo que conlleva que se estimula la memoria inmediata, la atención y la agilidad mental.

Ojito… no os lieis que os hablo de CACAO no de preparados lácteos con un ligero colorcillo, ya me entendéis que pueden estar ricos y gustar a grandes y pequeños pero que no es lo mismo.

Además, tampoco hay que obsesionarse con beberlo que el cacao se puede comer en alguno de los deliciosos platos que prepara Sara y que seguro que tiene listos para inspiraros.

Si es que lo tiene todo, está buenísimo y encima es sano ¿qué más se puede pedir?.

Mole poblano
Mole poblano
photo by kirk k @ Flickr

Pues yo os voy a poner hoy una receta exótica con cacao, una receta mexicanísima, deliciosa y yo diría que pecaminosa incluso, que no es otra que un Mole Poblano, aquí os la dejo espero que os guste.

Mole Poblano
Acompañamientos 3
Delicioso Mole o Salsa de cacao y chile muy picante
Añadir mi opinión
Imprimir
Tiempo de preparación
20 min
Tiempo de cocinado
20 min
Tiempo total
40 min
Tiempo de preparación
20 min
Tiempo de cocinado
20 min
Tiempo total
40 min
Ingredientes
  1. 6 Chiles Mulatos
  2. 5 Chiles anchos
  3. 4 Chiles Pasilla
  4. 1 Plátano Macho (uno 300 o 350 gr)
  5. 1/4 de taza de Sésamo Blanco
  6. 1/4 de taza de Almendras
  7. 1/4 de taza de Pasas
  8. 1/4 de Cebolla (grande)
  9. 3 dientes de Ajo
  10. 3 Clavos
  11. 1 tableta de Chocolate 100% puro sin azucar
  12. 1/2 cucharadita de Anís Matalauva
  13. 1/2 cucharadita de Canela de Ceylan molida
  14. 1/2 cucharadita de Comino en polvo
  15. 1 Tortilla seca (que esté dura)
  16. 2 tazas de Caldo de Pollo (500 ml)
  17. 1 taza de Aceite de girasol o oliva muy suave
  18. 3 cucharadas de mantequilla o manteca
  19. 3 granos de Pimienta negra Tellichelly
  20. 1/2 cucharada de Sal
Instrucciones
  1. Lo primero que haremos será retirar las semillas de los chiles, una vez listos, pondremos los chiles, el sésamo, la cebolla y el ajo y lo doraremos a fuego medio, sin que se quemen, hasta que la cebolla esté blandita. Cuando esté lo ponemos en un baso para batidora y reservamos.
  2. Pelamos y cortamos en rodajas el plátano macho, mientras ponemos la taza de aceite en una sartén a fuego medio y freímos las rodajas de plátano por ambos lados hasta que estén bien fritas (unos 3 minutos por cada lado). Cuando estén retiramos el exceso de aceite con una servilleta de papel y lo añadimos junto con los chiles y reservamos.
  3. En el mismo aceite que freímos el plátano ponemos las almendras y las tostamos, las sacamos y retiramos el exceso de aceite con un papel de cocina y lo ponemos en el vaso de la batidora junto al resto de ingredientes y reservamos.
  4. Una vez que hayamos hecho todos estos pasos añadimos en el vaso de la batidora junto a los ingredientes que hemos preparado la tortilla seca, los clavos, el anís, el comino, 1 taza de caldo de pollo, la pimienta negra y lo molemos todo muy bien para que no queden trocitos, tiene que quedar un puré fino (podeis echar un poco más de caldo si queda muy espeso).
  5. En una cacerola derretimos la manteca o la mantequilla, añadimos el puré de mole y dejamos que hierva a fuego lento.
  6. Cuando empiece a hervir añadimos el chocolate en trozos, la otra taza de caldo y rectificamos de sal, removemos bien y dejamos que cueza a fuego lento durante 20 minutos.
Notas
  1. El mole poblano se suele comer acompañando el pollo asado o sobre las enchiladas de pollo o bien como un delicioso y picante dip.
  2. Con estas cantidades podréis preparar 3 tazas de mole.
Comprar Especias http://www.spicescave.com/blog/

¡Qué aproveche!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Por favor, para publicar su comentario responda a la siguente pregunta.

que vehículo a motor tiene 2 ruedas y 4 letras