Cúrcuma

Cúrcuma: verdades y mentiras sobre la cúrcuma

Hoy os vamos a hablar de la cúrcuma, uno de esos alimentos que están tan de moda últimamente debido a sus propiedades naturales, pero que hay de verdad en todo lo que dicen de ella.

 

La Cúrcuma (Curcuma longa L.) también conocida como azafrán Indio, cimarrón, yuquilla (Cuba), turmérico, jengibrillo (Puerto Rico), palillo cholón, palillo chuncho, guisador, palillo (Perú) o azafrán de raíz (Colombia) es una especia que se utiliza como colorante alimenticio debido a su color amarillo intenso y que procede de la raíz o rizoma de una planta de la familia de las zingiberáceas originaria del sudeste asiático.

curcuma-comprar 

La cúrcuma se suele consumir en polvo y su aroma es picante y fresco con un sabor ligeramente dulce, amargo y picante que recuerda a la naranja y el jengibre, que se usa a menudo como colorante sustituto del azafrán, ya que es mucho más barato, aunque su sabor no tiene nada que ver.

 

La cúrcuma es una de las especias más usadas en la gastronomía de la India tanto como colorante alimenticio para el arroz, carne y diversos platos, como para dar color a mezclas como el curry y sobre todo como conservante ya que permite conservar la frescura, el sabor y el valor nutritivo de los alimentos durante más tiempo al añadir el polvo de cúrcuma sobre estos, en general la cúrcuma se utiliza en todo el Sudeste Asiático para la preparación de la diversas mezclas de currys con los que se preparan platos tan deliciosos como el “curry indonesio de gambas“, “el arroz de Madras” o el archifamoso “pollo con curry indio“, además se utiliza para aderezar pinchos de carne, pescado o mariscos y en algunos lugares como en Okinawa, Japón, se sirve con el té.

 Plato de pollo al curry

 

Pero queremos saber un poco más de esta especia, cual es su magia, pues ni más ni menos que el polifenol curcumina o curcumina que es el principal componente de la cúrcuma y que es el responsable de las propiedades naturales de esta planta y cuyos efectos antioxidantes, antiartríticos y antiinflamatorios son conocidos desde tiempo inmemorial sobre todo en la medicina tradicional india.

 

Actualmente se están realizando diversos estudios con la curcumina que indican su efectividad en el tratamiento de diversas enfermedades como la malaria, en la apoptosis (destrucción celular programada) de las células malignas en algunos tipos de cáncer, en estudios muy prometedores sobre la interacción de la curcumina en la inhibición de la interesa responsable de la replicación del HIV-1 o estudios sobre la incidencia de este principio activo en la función hepática y renal con resultados muy alentadores para los diabéticos, ya que parece mejorar la secreción de insulina y reduce la producción de glucosa.

 

Pero como todo, el consumo de esta especia ha de ser moderado, ya que la cúrcuma se metaboliza a través del  hígado y consumida en grandes cantidades puede resultar hepatotóxica, ya que se excreta principalmente por la bilis y su eliminación no es sencilla (a través de las heces), la dosis diaria admisible por la OMS es, provisionalmente, de hasta 1 mg de curcumina o 3 mg de oleorresina de cúrcuma (con una concentración de curcuminoides del 3%) por kilo de peso de la persona, pero que quiere decir esto, ¿cuanta curcumina hay en una cucharadita de cúrcuma?, ¿cuanta cúrcuma podemos tomar al día?, este es el quid de la cuestión, pues aproximadamente entre 1 y 3 gr. de cúrcuma, ya sea en polvo o en raíz al día para un adulto.

 

En cualquier caso, mi recomendación general es que consultéis a un médico, las plantas por el hecho de ser algo natural no tienen por que ser buenas para el organismo y sino mirad la cicuta o la ruda.

 

Espero que este artículo os resulte de utilidad y si queréis comprar la mejor Cúrcuma de Madras solo tenéis que pinchar el enlace y os llevará a Spices Cave.

 

Estudios Clínicos:

  1. Número CAS
  2. Manolova, Yana; Deneva, Vera; Antonov, Liudmil; at al (2014). «The effect of the water on the curcumin tautomerism: A quantitative approach». Spectrochimica Acta 132A (1): 815–820. doi:10.1016/j.saa.2014.05.096.
  3. Aggarwal BB, Shishodia S. Suppression of the nuclear factor-kappaB activation pathway by spice-derived phytochemicals: reasoning for seasoning. Ann N Y Acad Sci. 2004 Dec;1030:434-41. PMID 15659827.
  4. Rondón, Carlos (15 de diciembre de 2011). «La sobreexpesión de de catepsinas K y L por la curcumina parece mostrar efectos antifibróticos.».
  5. Ng TP, Chiam PC, Lee T, Chua HC, Lim L, Kua EH. Curry consumption and cognitive function in the elderly. Am J Epidemiol. 1 nov 2006;164(9):898-906. Epub 26 jul 2006. PMID 16870699.
  6. FAO/OMS Comité de Expertos en Aditivos Alimeticios (1987). Curcumin and turmeric oleorresin, en Toxicological Evaluation of Certain Food Additives and Contaminants, 21, 73-79.
  7. Sigma-Aldrich Co., Hoja de datos.
  8. Tumeric

 

 

 

One thought on “Cúrcuma: verdades y mentiras sobre la cúrcuma

Responder a eugenio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Por favor, para publicar su comentario responda a la siguente pregunta.

el dedo más pequeño de la mano es el