Photo by Another Pint Please @ Flickr

Pollo Cajun

Photo by Another Pint Please @ Flickr
Photo by Another Pint Please @ Flickr

Hoy vamos a preparar una sencilla receta de pollo, el Pollo Cajun, no sin antes hablaros un poco del famoso Condimento Cajún y de la cocina Cajún.

La cocina cajun proviene de los descendientes franco-canadienses y es una cocina rústica preparada con ingredientes de la zona y de preparación muy simple pero con deliciosas y picantes recetas, sobre todo en la zona de Lousiana.  El Condimento Cajun es una picante y tórrida mezcla de especias que es un imprescidible si queremos preparar los pescados o carnes ennegrecidas al puro estilo cajún. La mezcla del Condimento cajún, es una mezcla que varía incluso de un cocinero a otro, por lo que tendrá un sabor distinto en cada lugar que degustemos un plato. La mezcla está compuesta principalmente de pimiento (pimentón), sal, pimienta negra, pimienta blanca, ajo, cebolla, tomillo y cayena, pero algunas mezclas pueden llevar orégano, mostaza o comino.

Si quieres disfrutar de una autentica comida al estilo de Nueva Orleans, has de preparar tres plantos: un plato principal como por ejemplo unas costillas o pollo, como el que te proponemos hoy, o pescado adobado con la mezcla cajun y hechos a la parrilla, un arroz jambalaya y un tercer plato cocinado con vegetales, por supuesto el pan de maíz para acompañar no puede faltar.

 

 

Pollo Cajun

Ingredientes:

1 pollo entero

125 gr. de mantequilla

1/2 taza de Italian Dressing o Aderezo Italiano

1/2 cucharada de ajo tritrurado y 1/2 cuchara de cebolla

2 cucharadas sopera de Condimento Cajún

1 brick de caldo de pollo (opcional)

Jeringuilla de adobar o inyector (si tenéis uno genial sino, en la farmacia comprar una jeringuilla y aguja, las más gordas que tengan, funcionan igual)

 

Preparación:
El día de Antes:
En primer lugar removemos bien el Aderezo Italiano o Italian Dressing para que se mezcle todo bien y separamos 1/2 taza de aderezo colándolo con un colador, de forma que no queden trozos que no pasen por la aguja del inyector. Añadimos las 2 cucharadas de Condimento Cajun y la cebolla y el ajo molidos muy fino (podemos añadir más cantidad si nos gusta) y mezclamos bien, mientras derretimos los 125 gr. de mantequilla y los añadimos a la mezcla.Introducimos la mezcla en el inyector o en la jeringuilla, reservando una parte para untarlo en la parte exterior, y lo inyectamos en el pollo (en la pechuga, muslos y las alas) para inyectarlo bien insertamos la aguja y vamos presionando el embolo mientras sacamos lentamente la aguja, debemos insertar la aguja en varios ángulos por todo el pollo de forma que se reparta bien. Cuanta más cantidad de mezcla le inyectemos al pollo más jugoso quedará.

Cuando hayamos terminado de inyectar la mezcla, con ayuda de una brocha untamos el condimento también por el exterior y el interior del pollo. Cuando esté listo lo metemos dentro de una bolsa de plástico para hornear o congelar y lo dejamos macerar toda las noche en la nevera.

Para prepararlo:

Precalentamos el horno a 200 grados, mientras sacamos nuestro pollo de la bolsa y lo ponemos en un recipiente apto para horno donde nos quepa el pollo y que tenga un poco de fondo para que recoja el caldito que vaya soltando.Metemos el pollo en el horno y con ayuda de un cacito le añadimos un par de cazos de caldo de pollo por encima y lo dejamos hornear durante 1 hora añadiendo el caldo de pollo y el caldo que vayáis recogido de la parte de abajo por encima del pollo de vez en cuando.El tiempo de horneado como siempre os digo dependerá del tamaño del pollo y del horno que tengáis, cuando lo veáis doradito sacarlo y con un cuchillo probar ha hacer un corte en un mulo, si no está rojo vuestro pollo está listo.
Para acompañar este plato, nada mejor que unas verduras a la parrilla o una patata asada o una deliciosas patatas al horno con tomillo y romero y un poco de Arroz.
* La receta original del Pollo Cajun se hace cocinando el pollo frito, pero reconozco que no me gustan los fritos y por eso he adaptado la receta a mi gusto, podéis hacerlo también a la barbacoa que es increíble, para mí la mejor opción, pero os voy a dejar los pasos de como hacer la receta original, por si tenéis curiosidad o os gustan los fritos y disponéis de una freidora donde quepa un pollo (aun que siempre os queda hacerlo cuartos antes de freírlo) , aquí la tenéis:
 
1. La mañana de antes, sin sacar el pollo de la bolsa de hornear (de hornear ojo que las otras se derriten), sumergimos la bolsa con el pollo en la freidora con el aceite a muy baja temperatura (previamente le haremos un agujero a la bolsa en la parte de arriba para que salga el vapor) y cocinamos durante unos 20 o 30 minutos, sacamos la bolsa con el pollo de la freidora, lo ponemos en una fuente y metemos de nuevo en el frigorífico (2 o 3 horas).
2. Cuando lo vayamos a hacer, calentamos el aceite de la freidora a unos 300 grados y mientras sacamos el pollo de la bolsa, introducimos el pollo en la freidora y hay que dejarlo unos 3 minutos por libra de peso, es decir que un pollo tarda como 40 ó 45 minutos en hacerse.
Espero que os haya gustado, buen provecho!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Por favor, para publicar su comentario responda a la siguente pregunta.

que tiene hojas mide 5 metros y es de madera