Foto de Paula L.

Murgh Makhani

Murgh Makhani

Murgh Makhani o Pollo con mantequilla (Butter Chicken) es un plato indio del Panyab, pero su origen provienen de Bombay y nada más y nada menos que de la mismísima época del Imperio Mongol. Aunque la receta más básica es muy conocida, el sabor final puede variar de un restaurante a otro, incluso si lo comemos en la propia India.  Este plato suele servirse con naan, roti, parathas o arroz hervido y es muy común que la gente lo confunda con el pollo tikka masala.

Y con esta receta del Murgh Makhani o Pollo con mantequilla de nuestra amiga Paula inauguramos la sección ExperienciasSC, esperamos que os guste!!!.

 

Ingredientes:

Foto de Paula L.
Foto de Paula L.

- 1/2 kilo de Muslos y contra-muslos de pollo con piel y huesos (se puede emplear pechuga, pero considero que queda más sabroso con trozos que tengan hueso)
– 2 yogures griegos sin azúcar
– 1/2 cucharadita (de las de café) de Comino molido
– 1/2 cucharadita de Jengibre molido
– 1 cucharadita de Pimentón o paprika (dulce o picante, según gustos)
– 1/2 cucharadita de Garam masala
– 1/2 cucharadita de Cúrcuma
– Sal
– 1 pizca de Pimienta negra
– 1 cebolla picada
– 3 o 4 tomates triturados sin piel
– 150 gramos de mantequilla sin sal
– 1 cucharada de harina
– Un poco de aceite de girasol para el pollo
– 1 ajo
– 1 pizca de azúcar
– 1 lata de leche de coco o nata para cocinar

 

Preparación:

Empezamos macerando el pollo en un bol con los yogures, el comino, el jengibre, la cúrcuma, el garam masala, el pimentón, la sal y pimienta al gusto. Lo ideal es dejarlo macerar toda una noche bien tapado en la nevera, pero si lo dejamos de 4 a 5 horas, estará bien también.

Una vez macerado, lo freímos en una sartén con un poco de aceite y lo cocinamos procurando que quede lo más hecho posible por dentro, aunque luego se terminará de cocer en la salsa. Lo reservamos y vamos a preparar la salsa.

Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén con aceite, y en un vaso de batidora la trituramos hasta dejarla como un puré. Rallamos los tomates y reservamos para más tarde. Volvemos con la cebolla y la mezclamos con un ajo triturado, una buena cucharada de pimentón, media cucharadita de sal, media de azúcar, media de jengibre y media de comino, agregamos un chorrito de agua hasta dejarlo como una pasta.

Ponemos una cacerola al fuego con la mantequilla y una vez derretida le añadimos la harina, la tostamos para quitarle el sabor a crudo y le agregamos la pasta de cebolla y especias y el puré de tomate que habíamos preparado. Una vez que lo tengamos bien mezclado añadimos los trozos de pollo y la lata de leche de coco o nata, lo removemos bien, probamos el punto de sal y lo dejamos tapado y que se vaya cocinando a fuego medio bajo durante media hora o tres cuartos de hora.

Para emplatar: lo podemos acompañar de arroz basmati y aromatizarlo con pimientas de colores molidas (5 pimientas) y clavo de olor, como podéis ver en la foto.

Buen provecho!!!!

Paula L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Por favor, para publicar su comentario responda a la siguente pregunta.

la central lechera asturiana es una marca de