julie-y-julia

Julie y Julia

Nunca en una receta hay demasiada mantequilla” yo no se lo voy a rebatir a la protagonista de la película de hoy pero os confieso que no es que sea un mantra de esos que me tatuaría en el brazo, ni mucho menos.

Hoy la película estoy casi segura de que la habéis visto todos, yo creo que es de esas que aunque sólo sea por casualidad, la habéis visto.

Es fácil, sencilla, entretenida, pastelosa, algo blandita y fácil de ver… tiene un puntito a las comedias de sábado por la tarde en la tele pero sólo un puntito, esta está mucho mejor.

Y sí, por supuesto nos metemos en la cocina y nos remangamos y nos liamos a preparar cientos de platos, hasta el punto que el propio equipo de grabación de la película cogió algunos kilitos durante los meses de rodaje. Eso es meterse en la historia y lo demás ¡aficionados!

 

Hoy el trailer es en Inglés, no solo porque merece escuchar a la Streep sino porque el que hemos encontrado en castellano tiene una calidad horrible.

 

Julie y Julia (Julie & Julia en el titulo original) es una comedia, una comedia biográfica que se estrenaba allá por el año 2009 y que en general recibió unas críticas más que aceptables. Sí, después ya sabéis que a muchos críticos se les agría un poco el carácter y asumen que es más profesional hablar mal de las películas, por eso podréis ver críticas negativas a la historia algo posteriores a su fecha de estreno.

Lo que quedó muy claro es que al público le gustó la historia, a los nueve meses de su estreno (más o menos, tampoco nos pongamos tiquismiquis…) ya había superado con creces los 40 millones de dólares que costó rodarla. En Septiembre de 2009, la película ya llevaba recaudados más de 129 millones de dólares en todo el mundo. Eso sí que es un plato sabroso.

Tanto como los que se preparaban en el set y los que degustaba el equipo de la película que tuvo que hacer algún que otro agujero al cinturón porque ganaron algunos kilillos mientras trabajaban en el set de rodaje.

En una película como esta en la que tan pronto estamos en el pasado como en el presente, que viajamos de París a Nueva York continuamente, la comida tiene una presencia constante quizás porque es el hilo conductor de todo lo que hacen, piensan y sienten las dos protagonistas.

Las preparaciones culinarias no podían quedar en manos de meros aficionados, así que se buscó el consejo y la experiencia de Susan Spungen y el cocinero Colin Flynn, ambos conocidos tanto en restaurantes como en los ámbitos del periodismo gastronómico.

Julie y Julia está protagonizada por dos espectaculares actrices, Meryl Streep (de la que soy una rendida admiradora confesa) y Amy Adams (que cada día me gusta más, sobre todo en papeles con un poco más de fondo que este aunque aquí no está mal…). En ella, ambas cuentan las peripecias vitales de la chef Julia Child en el despertar de su carrera culinaria, cuando el aburrimiento en el París de 1950 le hizo meterse en la cocina. Y por otro lado, las vivencias de Julie Powell cuando el libro de cocina de la primera cae en sus manos y se propone no sólo cocinar las 524 recetas del libro de la Child, sino también ir contándolo todo en su blog ¡qué tendrán los blogs!

Lo que os decía, la Streep volvió a levantar pasiones con su interpretación de Julia Child, el crítico de “The New York Times” señalaba que se había superado a sí misma en esta película y no sólo porque imitara a la perfección la forma de andar desgarbada (que medía casi 1’90 a diferencia de Meryl Streep que está más cerca de 1’70) y la aflautada voz de Julia Child.

La dirección de la historia corre a cargo de Nora Ephron, maestra en las historias almibaradas como Tienes un e-mail o Cuando Harry encontró a Sally (una de las primeras que dirigió y una de las que más nos gustaron…) y ooooootras muchas que seguro que también habéis visto.

Hoy ya veis que tenemos recetas para dar y tomar, espero que Sara no traiga las 524 del libro de Julia Child aunque seguro que nos traerá una deliciosa y… con la mantequilla justa…

Pues hoy no voy a hacer caso a Pilar y os voy a poner una de las recetas con más mantequilla del mundo, una de las salsas más deliciosas del recetario francés y que no es más ni menos que la cremosa, calórica y para chuparse los dedos Salsa Holandesa. La Salsa Holandesa es perfecta para acompañar verduras al vapor como los espárragos verdes o las alcachofas, también es imprescindible para preparar unos huevos Benedictine como dios manda. 

Y aquí os dejo la receta de la Salsa Holandesa, espero que os guste:

 

Salsa Holandesa
Acompañamientos 6
Salsa holandesa
Añadir mi opinión
Imprimir
Tiempo de preparación
10 min
Tiempo de cocinado
30 min
Tiempo total
45 min
Tiempo de preparación
10 min
Tiempo de cocinado
30 min
Tiempo total
45 min
0 calories
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
Información nutricional
Tamaño de ración
0g
Servings
6
Catridad por ración
Calorias 0
Calorías de grasa 0
% Valor diario *
Grasas totales 0g
0%
Grasas saturadas 0g
0%
Trans Grasa 0g
Grasa poliinsaturada 0g
Grasa monosaturada 0g
Colesterol 0mg
0%
Sodio 0mg
0%
Carbohidratos totales 0g
0%
Fibra dietética 0g
0%
Azucares 0g
Proteina 0g
Vitamina A
0%
Vitamina C
0%
Calcio
0%
Hierro
0%
* Valores diarios basados en una dieta de 2.000 calorias diarias. Estos valores pueden ser superiores o inferiores dependiendo de las necesidades caloricas de cada persona.
Ingredientes
  1. 500 gr. de Mantequilla (autentica, no uséis margarina)
  2. 5 yemas de huevo
  3. 1 cucharada de zumo de limón
  4. 1 vaso de agua del tiempo
  5. Sal y Pimienta blanca ahumada
Instrucciones
  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar la mantequilla, para ello fundiremos en un cazo a fuego muy lento la mantequilla e iremos retirando la espuma que se hace en la superficie hasta que esté totalmente derretida. Cuando esté dejamos que se temple fuera del fuego.
  2. Añadimos a nuestro vaso de agua una pizca de sal y un poco de pimienta molida y reservamos.
  3. Mientras ponemos una cacerola con agua y dejamos que el agua se caliente (baño maría), no mucho, tiene que estar templada, sobre la cacerola podremos un bol y añadiremos la yemas y una cucharada de agua y o batimos con unas varillas hasta que empiecen a montarse.
  4. Cuando estén añadiremos poco a poco y con ayuda de un cazo o similar la mantequilla fundida, con cuidado de no echar el suero que nos a quedado en el fondo, mientras batimos sin parar hasta que tenga el aspecto de una crema.
  5. En ese momento añadiremos la cucharada de zumo de limón y tantas cucharadas de agua como necesitemos para que espese y rectificamos de sal mientras seguimos batiendo.
Notas
  1. La salsa holandesa se sirve caliente por lo que hay que llevarla del baño maría a la mesa, porque sino no está buena.
  2. La salsa holandesa es perfecta para acompañar huevos escalfados, pescados y verduras al vapor.
  3. El truco de la salsa holandesa es no tener prisa y otra opción es usar un robot de cocina para prepararla, saldrá perfecta.
beta
calorías
0
grasa
0g
protein
0g
carbs
0g
más
Spices Cave http://www.spicescave.com/blog/

bon appetit!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Por favor, para publicar su comentario responda a la siguente pregunta.

que es el agua helada