La sal de la vida: un toque de canela

La Sal de la Vida: un toque de canela

De la sal a la canela podríamos decir que vengo a hablaros hoy en formato película. Me explico, la película que os traigo la titularon “La sal de la vida” pero para estrenarla en España le cambiaron el nombre por “Un toque de canela” que se parece una barbaridad ¿verdad?

Que la película se titule en su país de origen de una forma y que cuando llega a España haya que cambiarla el título es algo que nunca he entendido.

 

No responde a ninguna lógica más allá de que nos consideren un poco cortos como para entender el título original, que no digo en la lengua original, eso ya sería la bomba para nuestros cerebros deben pensar en algunas distribuidoras.

El caso es que Un toque de Canela es una película griega del año 2003 y dirigida por Tassos Boulmetis.

Como la filmografía griega no es la que más vemos a este lado del Mediterráneo pues los actores que participan en la película no es que nos suenen demasiado.

Salvo uno, George Corraface que quizás vistéis en la adaptación al cine de la novela de Antonio Gala, “La pasión turca”. Algo así como un preludio con mucho más sabor de las descafeinadas sombras que fueron llegando al pasar de los años.

En Un toque de canela o La sal de la vida en su versión original, la astronomía, la familia, Estambul y un montón de recuerdos de la infancia y la adolescencia del protagonista van montando todo el entramado de una historia en la que se mezcla, de condimentan las clases astronomía con las especias y la gastronomía. Una mezcla deliciosa.

¿Os acordáis de cuándo hablábamos de “Como agua para chocolate”? ¿Y de cómo la cocina y las especias podían tocar la fibra y el estado de ánimo de los comensales?

Pues en esta por ahí van también los tiros.

De esas películas que hay que ver y escuchar con atención, porque encierran sabiduría, de esas películas que casi se huelen, de hecho, el director de la película mimó mucho la fotografía y la ambientación para mantener ese tono casi de cuento de la historia.

Condimentar tu propia vida, sacar el sabor escondido de los platos y de las oportunidades, vivir con los ojos y la mente abierta a los nuevos sabores. Al final va a resultar que la cocina es como la vida misma.

18975530 - moussaka

La receta de hoy lleva carne, lleva canela y es griega, espero que os guste esta receta de Musaka.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Por favor, para publicar su comentario responda a la siguente pregunta.

que tiene hojas mide 5 metros y es de madera