sopa_fria_de_melon_29648796_s

Sopa fría de melón

Seguimos con las recetas fresquitas para el verano, hoy Sopa fría de Melón, es una receta muy sencilla de hacer y que os va ha parecer deliciosa, incluso a los más peques de la casa. Además esta es una de esas recetas que podréis ir “tuneando” para que se adapte al paladar de vuestra casa, porque puede hacerse de múltiples maneras.

La base de esta receta es el melón, que debe estar dulce, no uséis un melón que este “pepino” (verde) porque le quita la gracia a la sopa, y mezclado con yogur o nata, al que para acompañar se le pueden poner trocitos de jamón serrano, jamón de pato, langostinos cocidos picaditos en cuadraditos, etc., además se le puede dar un toco increíble añadiéndole menta o cilantro, incluso un chorrito de Oporto o de aceite de menta por encima le da un toque realmente fresco y delicioso, así que no lo dudéis y probar a improvisar.

Hay una receta china que se llama Sopa de Melón de Invierno, que se hace también con melón y que es una deliciosa sopa trasparente que se toma muy caliente, pero esa será otra receta.

 

 

Sopa fría de Melón

sopa_fria_de_melon_29648796_sIngredientes:

1 kg de melón

2 yogures griegos o 200 gr de nata o de leche evaporada

1 cucharadita de café de azúcar (si está muy dulce el melón no hace falta)

Sal

Pimienta blanca

Jamón serrano o jamón de pato cortado en tiritas

 

 

Preparación:

Antes de preparar la sopa meter el melón y los yogures en la nevera para que esté bien fresquito, así podréis tomar la sopa nada más terminarla. Lo primero quitamos la cascara y las pepitas y cortamos el meón en cachos, lo ponemos en un bol, añadimos los 2 yogures (o la nata o la leche evaporada) y batimos hasta que esté bien finita, que no queden grumos.

Si queremos que nos quede bien liquida, lo pasamos por un colador de leche grande, removiendo con un cazo para que cuele más rápido, cuando esté añadimos la cucharadita de azúcar si e necesario y salpimentamos al gusto.

Cortamos en jamón (serrano o de pato) en  tiritas y reservamos hasta el momento de servir. Si queréis darle un toque distinto al jamón, poner el horno a calentar a 150 grados, colocar la lonchas de jamón en la bandeja de horno y meterlas hasta que veáis que están crujientes, es perfecto para acompañar este plato poniendo una lasca de jamón o virutas del jamón crujiente.

Esta sopa se toma muy fría por lo que podéis dejarla enfriar una hora en la nevera y estará perfecta.

Para emplatar tenéis múltiples opciones, en cuenco, en un vaso de chupito, en una copa o incluso el propio melón, además podéis preparar dos sopas con dos tipos de melón distinto y tendréis una sopa de 2 colores increíble. Si tenéis un sifón que no os tiemble el pulso y hacer una deliciosa mousse con esta sopa, y ponerlo en un vasito o una cucharita os aseguro que será un aperitivo delicioso.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Por favor, para publicar su comentario responda a la siguente pregunta.

la central lechera asturiana es una marca de